Atlético Bucaramanga completó 2 sesiones de entrenamiento luego de su victoria.

Bucaramanga, 2 de agosto  de 2016.
COMUNICADO DE PRENSA #174-16

Con mucha tranquilidad, luego de ingresar al grupo de 8, la escuadra santandereana realizó su última práctica en el estadio Álvaro Gómez Hurtado de Floridablanca. En dónde el equipo empieza a implementar sus ajustes para el duelo del próximo fin de semana ante Águilas de Rionegro.

En la interna del grupo, los elementos búcaros saben que se empiezan a marchar por un buen camino, pero que la tarea es larga y por ahora nadie tiene nada asegurado.
“El grupo está motiva. Contento. Sabemos que tenemos un buen grupo. Llevamos 3 victorias seguidas, pero eso debe ser un plus, porque después se nos vienen los rivales grandes y cuando ellos vengan nosotros debemos tener ya una buena cantidad de puntos para jugar más tranquilos” analizó Nicolás Palacios, volante búcaro.
Por su parte el departamento médico presentó su informe a cerca de la evolución de los hombres que hasta el momento se encuentran en etapas de recuperación por alguna molesta física.

En el reporte médico se confirmó que el zaguero central, Diego Peralta, presenta una sobre carga muscular, y hoy trabajó de manera diferenciada del grupo, realizando trabajos de orden fisioterapéutico y se espera que pueda hacer parte del equipo que viaje a Rionegro a enfrentar a las Águilas.
Para el caso de Luis Sierra, quien también había tenido una molestia muscular, empieza a reintegrarse a las prácticas que realiza el equipo, mientras que finaliza la etapa de recuperación.

Otro de los jugadores bajo control médico es el volante, Nicolás Palacios, quien trabajó con el cuerpo médico de manera preventiva, tras diagnosticarse una posible fatiga muscular.
Andrés Mosquera Marmolejo se encuentra en la última etapa de recuperación de su tratamiento y al final de la semana tendrá una resonancia para confirma el alta. El guardameta podría reintegrarse al grupo desde la próxima semana.

Entre tanto, Mauro Guevgeozián completó 3 semanas de recuperación y se encuentra a la espera de una resonancia que confirme cuál será el paso a seguir en su tratamiento. Mientras que, Jaime Sierra se encuentra en su quinto mes de recuperación y continuará realizando terapias por lo menos durante un mes más, antes de empezar su etapa de preparación física.